FUERTE - STRONG

Ella regala amor gratuítamente. Es un ser adorable, sabe contagiar su alegría, pues en su pecho jamás se anida la negatividad. Abre sus puertas a la humanidad, desafía a los pesimistas e impone su optimismo.
Ella es uno con la belleza de la naturaleza, es cómplice del sol y también de la luna. Aníma tan solo con su mirada y plasma prosperidad en tu esencia. Es incansable, persistente, tenaz, sorprendente, sensible, bondadosa, cariñosa, es un ángel
QUE VIVE ENTRE NOSOTROS Y EN TIERRA.

Total Pageviews

JOAQUÍN SABINA



La canción más hermosa del Mundo

Yo tenía un botón sin ojal, un gusano de seda, medio par de zapatos de clown y un alma en almoneda, una hispano olivetti con caries, un tren con retraso, un carné del Atleti, una cara de culo de vaso, un colegio de pago, un compás, una mesa camilla, una nuez, o bocado de Adán, menos u...na costilla,
una bici diabética, un cúmulo, un cirro, un strato, un camello del rey Baltasar,
una gata sin gato, mi Annie Hall, mi Gioconda, mi Wendy, las damas primero,
mi Cantinflas, mi Bola de Nieve, mis tres Mosqueteros,
mi Tintín, mi yo-yo, mi azulete, mi siete de copas, el zaguán donde te desnudé sin quitarte la ropa. 
Mi escondite, mi clave de sol, mi reloj de pulsera, una lámpara de Alí Babá dentro de una chistera, no sabía que la primavera duraba un segundo, yo quería escribir la canción más hermosa del mundo. 
Les presento a mi abuelo bastardo, a mi esposa soltera,
al padrino que me apadrinó en la legión extranjera, a mi hermano gemelo, patrón de la merca ambulante, a Simbad el marino que tuvo un sobrino cantante, al putón de mi prima Carlota y su perro salchicha, a mi chupa de cota de mallas contra la desdicha, mariposas que cazan en sueños los niños con granos cuando sueñan que abrazan a Venus de Milo sin manos. 
Me libré de los tontos por ciento, del cuento del bisnes,
dando clases en una academia de cantos de cisne,
con Simón de Cirene hice un tour por el monte Calvario, ¿qué harías tú si Adelita se fuera con un comisario? 
Frente al cabo de poca esperanza arrié mi bandera, si me pierdo de vista esperadme en la lista de espera, heredé una botella de ron de un clochard moribundo, olvidé la lección a la vuelta de un coma profundo.  
Nunca pude cantar de un tirón la canción de las babas del mar, del relámpago en vena, de las lágrimas para llorar cuando valga la pena, de la página encinta en el vientre de un bloc trotamundos, de la gota de tinta en el himno de los iracundos. 
Yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.



Nos sobran los motivos

Este adiós, no maquilla un "hasta luego",
Este nunca, no esconde un "ojalá",
Estas cenizas, no juegan con fuego,
Este ciego, no mira para atrás. Este notario firma lo que escribo,Esta letra no la protestaré,
Ahórrate el acuse de recibo
Estas vísperas, son las de despuésA este ruído, tan huérfano de padre
No voy a permitirle que taladre. Un corazón, podrido de latir.
Este pez ya no muere por tu boca. Este loco se va con otra loca- Estos ojos no lloran mas por ti. Esta sala de espera sin esperanza,
Estas pilas de un timbre que se secó
Este helado de fresa de la venganza
Esta empresa de mudanza con los muebles del amor. Esta campana mora en el campanario, esta mitad partida por la mitad. Estos besos de Judas, este calvario.
Este look de presidiario, esta cura de humildad.
Este cambio de acera de tus caderas, estas ganas de nada menos de ti.
Este arrabal sin grillos en primavera, ni espaldas con cremalleras, ni anillos de presumir.
Esta casita de muñecas de alterne
Este racimo de pétalos de sal. Este huracán sin ojos que lo gobierne.
Este jueves, este viernes y el miércoles que vendrá.
No abuses de mi inspiración. No acuses a mi corazón.
Tan maltrecho y ajado que está cerrado por derribo.
Por las arrugas de mi voz se filtra la desolación.
De saber que estos son los últimos versos que te escribo para decir “condios” a los dos.
Nos sobran los motivos.
Este nido de pájaro disecado. Este perro andaluz sin domesticar, este trono de príncipe destronado. Esta espina de pescado. Esta ruina de Don Juan. Esta lágrima de hombre de las cavernas, esta horma del zapato de Barba Azúl, qué poco rato dura la vida eterna por el túnel de tus piernas.
Entre Córdoba y Maipú. Esta guitarra cínica y dolorida con su terco knock knocking´in heaven´s door.
Estos labios que saben a despedida, a vinagre en las heridas, a pañuelo de estación.
Este ladrón aparcado en tu toga. La rueca de Penélope en Luna Park. Estos celos que sueñan que te desnudan.
Esta caracola viuda sin la pianola del mar.
No abuses de mi inspiración. No acuses a mi corazón.
Tan maltrecho y ajado que está cerrado por derribo. Por las arrugas de mi voz se filtra la desolación de saber que estos son los últimos versos que te escribo para decir “condios” a los dos.
Nos sobran los motivos.



Cuerpo, corazón, deseo

El cuerpo tiene un ayer
que no se cura mañana,
nueve noches por semana
sin ganas de amanecer.
Laberintos del placer
cuando baja la persianadel crepúsculo,
Diana,cazadora de vía estrecha,
clava su póstuma flecha,
en mi podrida manzana.

El corazón es un flan
que encoge con cada pena
y se inflama cuando suena
la flauta dulce de Pan.
Eva se va con Adán
porque el amor desenfrena
y, al calor de la verbena,
siempre aparece un muchacho
que le financia el gazpacho
después de la noche buena.

El deseo es un corcel
que la madurez embrida,
cuando el bajel de la vida
no acepta tratos con él.
No se trata de ser fiel
a la esposa malquerida
ni echar vinagre en la herida
de la loca juventud;
la pasión y la salud
pierden siempre la partida.



If

Si cundieran los milagros, si no tuvieran alergia a la primavera las amapolas,
si pudiera, ángel travieso, bucearpor los sótanos de un mar preso en una caracola, si no viajara tan sola la luna que se dispara,
tan hambrunay tan despacio por el espacio, si se muriera la muerte en un accidente de carretera, si tremolara desde el palacio de Oriente la bandera tricolor de la tercera república en el balcón,
si sirviera esta canción para que tú me absolvieras,
si no me doliera tanto el corazón.



La madrugada

Ese momento de la madrugada cuando ya se ha bebido todo el vino del mundo y no queda en el alma más que el terco deseo de dormir abrazado a un cuerpo conocido.
Nada hay en las calles que llene el corazón; lo sabesy no obstante un día y otro vuelves a ellas respondiendo a la voz de una oscura llamada, buscandoacaso sólo renovar el calor del regreso a la casa y a la mujer que espera.
Pero no. Que mañanalo que nunca encontraste puede estar aguardando por ti en cualquier esquina.



Socorro pido
Si nos hundimos antes de nadar no soñaran los peces con anzuelos,
si nos rendimos para no llorar declarará el amor huelga de celos.
La primavera miente y el verano cruza como un tachón por los cuadernos;
la noche se hará tarde, tan temprano, que enfermarán de otoño los inviernos.
Cuando se desprometen las promesas, la infame soledad es un partido mejor que la peor de las sorpresas.
Si me pides perdón socorro pido, si te sobra un orgasmo me lo ingresas
en el banco de semen del olvido.



Sin romper cristales

Pasó por fin, se te cruzó un buen chico (dime su gracia si te da la gana)
y rechacé el papel de indiano ricomecenas del divorcio de tu hermana.
La noche que perdiste el miedo al miedo fue tan corta que dura todavía,por más que yo, maldito José Alfredo, te diera más de lo que no tenía.
Me costará ¿qué quieres que te diga? ser elegante sin romper cristales ahora que ni siquiera eres mi amiga.
No enseñan a olvidar las autoescuelas, pero, hasta los feroces animales lloran cuando los dejan a dos velas.



Interiores

El crepúsculo va con retraso destiñendo la sal de la vida, vivo en un callejón sin salida,hace tiempo que no me hago caso.
Avanzando hacia atrás, paso a paso, cada atajo parece una huida, cuando pierda por fin la partidaroncaré a la salud del ocaso.
Romperé el comodín que me sobra, tiraré a la basura la obra que corrige con sorna el destino.
Y, desnudo, con ningún reproche, le daré la razón a la noche y abriré otra botella de vino.
Amanece peor cada día, y, a pesar de las horas azules, los relámpagos son tan gandules como trenes sin norte ni vía.
Heme aquí sin hallar todavía morbo y cólera en campo de gules, entre harapos de velos de tules,novio póstumo en cama vacía.
Con oído avizor, por si acaso consiguiera indultar el fracaso sobornando a la indómita musa. Cuéntame, por tus muertos, le pido, una historia de amores y olvidos que me empuje a cantar sin excusa.



Ahora que no estás

Ahora que no estás el dolor deja paso a una antigua tristeza,
va cayendo la noche, nadie llama a mi puerta, y me duerme el silencio
como una madre buena.



Este ya

Este ya no camufla un hasta luego,
esta manga no esconde un quinto as,
esta precinto no juega con fuego,
este ciego no mira para atrás.
Este notario avala lo que escribo,
estas vísperas son del que se fue,
ahórrate el acuse de recibo,
esta letra no la protestaré.
A este escándalo huérfano de padre
no voy a consentirle que taladre
un corazón falto de ajonjolí.
Este pez ya no muere por tu boca,
este loco se va con otra loca,
este masoca no llora por tí.




Con los tornillos flojos
Estaban en un parking comiéndose la boca,
Apolo y Afrodita rodeados de mierda,
una playa afterhours, otra raya de coca,
iguales que nosotros hace un siglo, ¿te acuerdas?
Menudo par de idiotas felices,
qué derrochede hormonas en conserva,
de semen con saliva,mañana todos calvos,
dijo la medianochequitándose las medias de marca a la deriva.
En las gasolineras donde el sol nace muerto
se pican tinta en vena los pájaros del frío,
con los besos de Judas en la oración del huerto
hasta Cristo sospecha que el cielo está vacío.
La esencia del ya mismo sabe a un luego que apesta,
dicho a contra querencia: mi mamá no me mima,
casi siempre Cupido se carga el fin de fiesta,
casi nunca el olvido se equivoca de rima.
Parecían tan grandes los amores pequeños
a la luz del candil añil de la memoria,
aterran los abismos que ponen en los sueños,
el culo es el espejo del alma de la historia.
Anestesia el otoño la pasión y la ira,
por no hablar de las rancias costumbres de los ojos,
la ignorancia envejece peor que la mentira,
soy un como se llame con los tornillos flojos.




Lo peor del amor

Lo peor del amor cuando termina
son las habitaciones ventiladas,
el puré de reproches con sardinas,
las golondrinas muertas en la almohada.
Lo malo del después son los despojos
que embalsaman al humo de los sueños,
los teléfonos que hablan con los ojos,
el sístole sin diástole sin dueño.
Lo más ingrato es encalar la casa,
remendar las virtudes veniales,
condenar a la hoguera los archivos.
Lo peor del amor es cuando pasa,
cuando al punto final de los finales
no le quedan dos puntos suspensivos…